jueves, 19 de mayo de 2016

Luego de casi de 30 años sin fútbol profesional en esta ciudad del sur de Jalisco, regresan los Mazorqueros de Zapotlán el Grande, un proyecto de tercera división, con el reto de forjar jugadores de excelencia que regresen la ilusión, pasión y entusiasmo que generó aquel mítico equipo de los años ochenta, expresó el presidente municipal, Alberto Esquer Gutiérrez.


“Queremos un proyecto social donde los jóvenes del municipio y la región puedan tener participación, visualizarse, recatarse de la depresión, de la calle, de las drogas, de la indiferencia, de la falta de apoyo, y que las familias zapotlenses puedan regresar los domingos al estadio Santa Rosa a ver a los Mazorqueros”. 


Alberto Esquer junto con Arturo Lomelí, empresario jalisciense del ramo tequilero que ha decidido invertir en Zapotlán con una franquicia de Tercera División; presentaron en rueda de prensa el escudo, uniformes y el cuerpo técnico que estará a cargo del equipo para la próxima temporada que inicia en agosto. 


El experimentado Jorge Martínez, ex jugador del América y el Tampico, será el entrenador; Felipe Jasso, auxiliar técnico de los Mazorqueros en los ochentas, será el director deportivo, encargado de realizar las visorias para elegir a los jóvenes que integrarán al equipo; Gustavo Leal, ex portero de la época dorada mazorquera aportará su experiencia como entrenador de porteros; Fernando Guijarro, auxiliar técnico y Alberto Barreto, preparador físico.


Arturo Lomelí mencionó que se optó por bautizar a la nueva franquicia con el nombre de los Mazorqueros por el inmenso cariño que la afición zapotlense guarda de su equipo. La inversión inicial para lanzar a los Mazorqueros será de 4 millones de pesos, prometió un equipo competitivo y sobre todo, formado por jóvenes de la región y anunció un calendario de visorias tanto en Zapotlán como Zapotiltic y Gómez Farías para cimentar una institución deportiva con arraigo en la región. Asimismo, agradeció el apoyo del presidente Alberto Esquer, al que consideró el padre de la iniciativa Mazorquera, dado a su incansable labor por la cultura y deporte zapotlense. 


El primer edil, por su parte, elogió el valor del empresario tequilero de apostar por los jóvenes de la región. Señaló que el gobierno municipal ayudará al proyecto por dos vías, la restauración del Estadio Santa Rosa y la creación de una Escuela Municipal de Futbol que sirva como semillero del equipo Mazorqueros. 


A finales de la década de los ochentas, el equipo Mazorqueros se convirtió en un fenómeno social y deportivo al disputar, incluso, una semifinal contra el Cruz Azul Hidalgo, partido que permanece en la memoria de los zapotlenses por haberse quedado, la oncena verdeamarela, a un penal de la anhelada final de ascenso a la Segunda División.




Dirección de Prensa y Publicidad

Número de visitas: 4488